Ebro Puleva se está beneficiando de un ahorro de 16 millones de dólares al año por las sinergias generadas con la integración de sus negocios de arroz y pasta en América del Norte, donde prevé una expansión de su negocio.
En una presentación para analistas remitida al supervisor bursátil español, la compañía dijo que obtiene ese ahorro a través de la unificación de las compras, ventas, logística, finanzas, publicidad y parte de la plantilla de sus filiales Riviana, Minute Rice y New World Pasta, agrupadas ahora en la compañía Ebro North America, o ENA. Ebro Puleva indicó que prevé que en 2009 ENA obtenga unos ingresos de 886,4 millones de dólares y un beneficio bruto de explotación, o Ebitda, de 146,6 millones.

La compañía señaló que, de acuerdo con su plan estratégico 2010-2012, pretende ampliar su gama de productos en América del Norte y crecer en ventas de forma apalancada. A 30 de junio, la deuda total de Ebro Puleva había bajado a 582 millones de euros desde los 1.056 millones al cierre de 2008, tras la venta en abril de Azucarera Ebro.

Ebro Puleva dijo que a medio plazo estudia ampliar el área geográfica de operaciones de ENA, que en la actualidad tiene actividad en Estados Unidos y Canadá.