La aerolínea de bajo coste británica easyJet anunció hoy que reducirá un 20% sus vuelos en el aeropuerto de Londres-Luton, gestionado por Abertis, y que cerrará la base de East Midlands, con el objetivo de desarrollarse en aeropuertos más rentables. La 'low cost', que prevé reubicar los aviones en bases en Europa continental, aseguró que mantiene su objetivo para crecer cerca de un 7,5% cada año a medio plazo. Sin embargo, también informó de que está estudiando una reducción de vuelos en Belfast, Bristol, Newcastle y Stansted, aunque el número de aviones se mantendría estable.