Dubai International Capital, una firma de inversión controlada por el jeque Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ha comprado una participación en Sony Corp., en la última muestra del creciente apetito de los inversores de Oriente Medio por activos extranjeros. Los portavoces de DIC y Sony han declinado desvelar los detalles del tamaño de la participación. La participación del fondo de inversión debería ser inferior a un 5% porque si hubiera sido mayor, Sony habría tenido que comunicarlo públicamente como estipula la ley bursátil de Japón, pero no lo he hecho. El principal accionista de Sony en la actualidad es el fondo de inversión Dodge & Cox, con sede en San Francisco, que controlaba a 31 de marzo una participación del 8,3% de la empresa nipona.