El dólar se recuperaba el miércoles a media mañana tras caer a mínimos de varios meses frente al euro y al yen, pero los analistas advertían que la solidez de la moneda estadounidense no constituye necesariamente una nueva tendencia. El dólar se recuperó de un mínimo de siete meses, de 90,12 yenes, al subir a un máximo del día de 91,35 yenes.