El resort será construido con capital de Disney y de su socia china de propiedad estatal.


El parque abrirá en cinco años y será el primero en la China continental y el segundo más grande de la compañía en el mundo. Shanghai Shendi Group, que es como se llama el socio de Disney en el país asiático, tendrá el 57% del resort, mientras que Disney tendrá el resto. El reparto de los beneficios será proporcional a la propiedad.

“Disney tiene la estrategia más fuerte en China de todas las empresas de comunicación” ha dicho Alan Gould, analista de Evercore Partners en Nueva York, que recomienda sus acciones. “A largo plazo, la meta de Disney es ampliar su distribución de películas en China y la creación de un canal de televisión 24 horas” ha explicado Gould.

El director ejecutivo, Rober Iger, ha llamado a esta inversión “un momento definitivo”. La compañía ha incrementado su producción de películas en la economía con mayor crecimiento global del momento y planea abrir varias tiendas Disney para 2012.

Las acciones de Disney están en 41,84 dólares tras caer su cotización un 0,48% a las 18:50.