DIA cerró la sesión de este miércoles como el valor más alcista con una revalorización del 1,33%. Los catalizadores de la compañía en el parqué son el rebote desde el soporte clave de los cuatro euros, el incremento de la participación de Goldman Sachs hasta el 6,94% del capital de la compañía de alimentación y el ataque de los fondos bajistas que siguen viendo en DIA una oportunidad.

Es la compañía española con el mayor número de bajistas en su accionariado, que ya controlan el 20% del capital, aunque han llegado a tener el 25% de las acciones de la empresa que dirige Ricardo Currás. En la última revisión a fecha del 27 de octubre, los bajistas controlaban el 19,54%, pero en los últimos días fondos como WorldQuant, Darana Capital, Blackrock y Millennium han vuelto a la carga.

La minorista de alimentación acumula una caída en el año en la bolsa del 11,6% y un 10,3% desde noviembre del pasado año. El mayor incentivo que tiene DIA es que los analistas siguen apostando por ella, como demuestra el hecho de que es la empresa con mayor potencial de subida entre las 35 empresas del Ibex, un 22,5% con un precio objetivo en los 5,08 euros por acción, según recoge Reuters.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión, por su parte, le dan una nota de tres sobre diez, con el volumen y la volatilidad en positivo y todos los demás aspectos en negativo. El volumen tanto a corto como a largo plazo es creciente y la volatilidad es decreciente, el momento es negativo y la tendencia tanto a largo como corto plazo es bajista.

El 42,85% de los analistas que siguen su cotización recomiendan comprar sus acciones, el 39,3% aconsejan mantener y un 17,85% vender sus títulos. Cotiza a un precio por valor en libros de 4,85 veces y a un ratio precio-beneficio (PER) de 10,73.

Abertis, por su parte, es la otra cara de la moneda. El mercado está expectante a ver que deciden sus accionistas sobre la Oferta Pública de Adquisición (OPA) lanzada por Abertis a un precio de 16,5 euros por acción, 16.000 millones en total y la contraopa con la que replicó ACS de 18,76 euros por acción y 18.600 millones de euros en total.

Ante esta guerra abierta por quién se llevará el gato al agua de los 8.600 kilómetros de autopistas que gestiona Abertis, los analistas han replegado ‘velas’ y un 71,4% de los que siguen el día a día de la compañía en el parqué recomienda mantener. Un 19,1% aconseja vender y un 9,5% es partidario de comprar los títulos de catalana. El precio objetivo se sitúa en los 16,37 euros, por lo que presenta un potencial de caída del 11,4%. La opa y su respectiva contraopa han dejado ‘seca’ a Abertis.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión le dan una nota de 9,5 sobre diez a Abertis y salvo la volatilidad a medio plazo que es creciente, el resto de aspecto se mantiene ‘en verde’. La tendencia es alcista, el momento positivo, el volumen creciente y la volatilidad en el largo plazo decreciente.