DIA lidera las caídas en el Ibex 35 este martes con una corrección del 1% hasta los 4,35 euros por acción. Sin embargo, la cadena de supermercados ha arrancado el año con menos presión de los bajistas hasta situarse en un 16,24% entre el 22 de diciembre y el 5 de enero desde la anterior posición agregada que se elevaba hasta un 16,34%, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Las posiciones cortas en Dia se sitúan en registros de mediados de marzo, alejándose de los máximos históricos del 24,86% registrados en el mes de julio. Desde entonces los fondos bajistas han ido reduciéndose en el capital de la compañía que lidera Ricardo Currás.

Actualmente, la firma que más posiciones cortas tiene en Dia es Marshall Wallace, que ha rebajado su presencia hasta alcanzar el 2,86% del capital de la firma, seguida por Tiger Global Management, con el 2,47%, y el fondo Blackrock, con el 2,1%.

La toma de posiciones cortas es una operativa bursátil que utilizan los inversores cuando prevén que el mercado va a bajar o está sujeto a mucha volatilidad. Los fondos bajistas toman prestados títulos de una empresa, que devolverán en un futuro a sus legítimos dueños, y los venden en el mercado como si se tratase de acciones que el inversor tuviera en su cartera. Estra estrategia contempla comprar de nuevo esos títulos cuando hayan caído a los precios esperados. 

 

 

Los bajistas también aflojan la presión en Técnicas Reunidas que pasa del 13,72% al 12,69%, y es la segunda compañía más acechada por las posiciones cortas de la bolsa española. Las acciones de la compañía de ingeniería rebotan un 0,7% este martes en el parqué. 

Donde más incrementaron sus posiciones los bajistas en la última quincena son en Siemens Gamesa, donde pasaron del 4,1% al 4,5%, lo que supone su mayor posición desde 2012. En BME crecen del 4,38% al 4,58%, el porcentaje elevado desde marzo. Por su parte, en Cellnex Telecom tambiém crecieron del 7,3% al 7,37%. Pese a esto la compañía eólica ha superado la resistencia de los 12 euros y ha arrancado 2018 con subidas después de perder un 27,6 de su valor bursátil en 2017.

Los bajistas también aumentaron sus posiciones en Bankia, y ya controlan el 2,71% de sus acciones, en Liberbank pasan del 0,54% al 0,74% y bajan en Banco Sabadell del 0,81% al 0,78%. En Iberdrola, por su parte, también engordaron las posiciones cortas del 0,22% al 0,43% del capital de la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán.