El consejo de administración de la operadora alemana de telefonía Deutsche Telekom ha aprobado los planes de la compañía para dejar de cotizar en la Bolsa de Nueva York, lo que implica también el final de la obligación de informar a la Comisión de Valores de EEUU (SEC), a partir del próximo 21 de junio aproximadamente, según informó la empresa.  "El principal objetivo de esta medida es reducir la complejidad de la información financiera de la compañía y los costes administrativos", indicó Deutsche Telekom, que informará hoy por escrito al gestor de la Bolsa neoyorquina.