El grupo de telecomunicaciones alemán Deutsche Telekom prevé retirarse de la bolsa de Nueva York (NYSE) a partir del cierre del próximo 21 de junio. El objetivo de esta medida es reducir costes administrativos y complejidad en la entrega de información financiera.