Deutsche Bank ha dicho que la recesión en el sector inmobiliaria podría perdurar al menos tres años hasta que se reestablezca un equilibrio en el mercado entre la oferta y la demanda. "La demanda se ha visto mermada de forma significativa al desaparecer los factores fundamentales que apoyaban la burbuja mientras la crisis de liquidez y las expectativas de un recorte de los precios también están impulsando el descenso", ha dicho el banco en un informe sobre el sector de la construcción en España. En este informe, el banco augura para este año una caída del 49 por ciento del número de nueva construcción de viviendas y un retroceso de entre un 2 y un 8% de los precios inmobiliarios. El banco agrega que la caída de precios se acelerará en 2009 y en 2010 debido al actual "stock" de un millón de viviendas sin vender. Para los próximos dos años, el banco espera sendas caídas de entre un 5 y un 10% de los precios.