Deutsche bank ha reiterado su recomendación de comprar sobre Gamesa. Los títulos de la compañía subieron ayer el 3,85% hasta los 27,5 euros por acción y acumulan en el año una caída del 15%.