Deutsche Bank ha recortado el precio objetivo la entidad cántabra desde los 16,2 hasta los 15,7 euros y reitera recomendación de comprar. Los títulos de Santander cerraron planos en los 13,7 euros y han reducido su caída anual a poco más del 7%.