Josef Ackermann, presidente del Consejo de Administración y el Comité Ejecutivo del Grupo de Deutsche Bank, hablará hoy en una conferencia con inversores en Londres sobre la reducción de ganancias que espera la entidad.

La intensificación de la crisis de la deuda soberana europea dio lugar a la incertidumbre constante y por lo tanto reduce significativamente los volúmenes y los ingresos, en su división particular Corporate Banking & Securities (CB&S) Corporate Division, en la banca de empresas y valores. Al mismo tiempo, el tercer trimestre de 2011 se ha visto negativamente afectado por los costos de operación en relación con una posición de los impuestos indirectos. Por lo tanto, los resultados del tercer trimestre 2011 serán mucho menores de lo esperado para el CB&S.

En respuesta a la desaceleración significativa y sin disminución en la actividad del cliente, Deutsche Bank tendrá en cuenta los controles de costos adicionales a los ya implementados como parte de la re-calibración de la Banca Corporativa y de Inversión (CIB). Esto conducirá a una reducción de la plantilla en alrededor de 500 puestos de CB&S durante el cuarto trimestre de 2011 y el primero de 2012, sobre todo fuera de Alemania.

Además, el grupo reflejará los cargos por deterioro de la deuda soberana griega de aproximadamente 250 millones (segundo trimestre 2011: 155 millones).

El Banco comenta que el objetivo de 10 millones de euros (13.700 millones de dólares) para sus negocios principales ya no es alcanzable para el año 2011.

No obstante, el Banco será rentable en el tercer trimestre y espera un nivel de ganancias sólidas para el año 2011.