Todos pendientes de la publicación de las actas del FOMC del pasado mes de julio. Un comunicado dovish podría resultar de acicate para las bolsas estadounidenses, sumidas en la apatía en la última semana. 
Pero, ¿qué interpretarían los expertos como tono dovish en las actas?

Según los analistas de Morgan Stanley hay dos opciones. Por un lado, una reducción del objetivo de tasa de paro que podría reducirse desde el actual 6,5%, hasta el 6%. También podría introducirse un nuevo umbral de inflación hasta el 1,5%.

De hecho, estos expertos apuntan que en la última rueda de prensa de Bernanke posterior a la reunión del FOMC, el propio Bernanke ya se mostró abierto a bajar el umbral de la tasa de desempleo.

Esto podría tener consecuencias en el calendario de subida de tipos, que podría retrasarse unos 9 meses –si se asumen un aumento de las contrataciones de 200.000 mensuales.-

Los analistas de Morgan Stanley aseguran que además estarán pendientes de otros detalles en las actas que conoceremos en unas horas. Afirman que será importante saber si los miembros del Comité del Mercado Abierto hablaron de la clase de activos que la FED seguirá comprando una vez que comience el tapering.

En el mercado se extiende la idea de que tendría sentido reducir por igual la compra de bonos y MBS (Mortgage Backed Securities), aunque el ala hawkish de la autoridad monetaria opta por reducir en mayor medida los MBS.

Por esta razón, los expertos de Morgan Stanley creen que será importante estar atento al diferencial entre el treasury y las hipotecas a 30 años hasta la próxima reunión de la FED.