La renta variable ya daba por descontado el recorte de tipos acometido por el BCE y así lo ha demostrado este jueves. El Ibex 35 con las palabras de Trichet como telón de fondo -no descarta acometer más rebajas en el precio del dinero- terminó con fuertes recortes: perdió un 4,51% hasta los 7.025 puntos con tan sólo dos  valores en positivo. Mal comportamiento de los pesos pesados del selectivo y del resto de índices de la Vieja Europa, presionados a la baja por el tono negativo de Wall Street. Todo ello en el día en el que el petróleo cotizó al alza en el entorno de los 46 dólares el barril de Brent y el euro se cambió por 1,2555 dólares.

En el parqué español, la peor fue Mapre que se dejó un 12,58% en el día en que su homóloga Aviva anunció pérdidas por importe de 885 millones de libras esterlinas (996 millones de euros) en 2008, frente al beneficio neto de 1.498 millones de libras (1.687 millones de euros) del ejercicio anterior. Grifols fue el segundo valor más castigado al ceder un 11,74% después de anunciar sus previsiones para este año. Previsiones corregidas porque la compañía anunció el día de la presentación de sus resultados que esperaba que el Ebitda creciera a niveles similares este año que el pasado cuando en realidad hacía referencia al margen Ebitda. Grifols explicó hoy a la CNMV que registrará un aumento de las ventas en el ejercicio 2009 y que incrementará la cuota de mercado, gracias al crecimiento de la demanda en países emergentes. Mapfre fue la segunda peor del día, Tampoco Abengoa logró hacerlo mucho mejor y recortó este jueves un 10,69%. 

En cuanto a los pesos pesados del selectivo, ninguno de ellos consiguió salvarse de la quema. Santander fue el blue chip más penalizado al perder un 7,63% y BBVA por su parte cedió un 7,05%. Un día más el sector financiero español recibió un importante varapalo en bolsa después de que en tan sólo dos días UBS, S&P y Goldman Sachs advirtieran sobre el deterioro de nuestras entidades. La banca mediana se vistió de rojo al completo, Sabadell recortó un 2,60%, Popular cedió un 7,67%, Banesto perdió un 6,48% y Bankinter retrocedió un 4,29%. Entre el resto de los grandes, Telefónica se dejó hoy un 2,03%, Repsol YPF recortó un 3,13%, después de que Bankinter recortara el precio objetivo de la petrolera hasta los 15,53 euros desde los 29,10 euros anteriores, aunque mantiene su recomendación de comprar por su atractivo nivel de cotización. 

Iberdrola por su parte retrocedió un 5,23%, después de anunciar que registró un ahorro de cinco millones de megavatios hora de energía durante el pasado ejercicio, gracias a la puesta en marcha de diferentes medidas orientadas a promover la eficiencia energética introducidas en sus áreas de actividad en todo el mundo. En el sector energético precisamente encontramos hoy las únicas dos compañías que consiguieron salvar el tipo, Endesa subió con fuerza, avanzó un 4,04% el día en el que anunció que repartirá un dividendo de 5,897 euros por acción el próximo 16 de marzo y Unión Fenosa ganó algo menos, un 0,06%. El resto de valores del sector sucumbió del mismo modo a los recortes, Gas Natural perdió un 5,69%, Enagás se dejó un 0,59%, Red Eléctrica retrocedió un 4,03% tras anunciarse que suscribe con el Instituto de Crédito Oficial un préstamo por importe de 150 millones de euros, a un plazo de siete años, destinado a financiar el plan de inversiones 2008-2012 de la compañía.

Las compañías ligadas a las energías renovables no lo hicieron mucho mejor, Gamesa retrocedió un 10,41% después de anunciar que pone en marcha un programa de eficiencia energética en sus centros de producción que permitirá reducir los consumos energéticos de algunas de sus plantas hasta un 20%. Iberdrola Renovables por su parte se dejó un 3,26% y Acciona, que pretende dar un impulso a su rama de energía perdió hoy un 3,20%.
El ámbito ligado al ladrillo de manera más fuerte vivió otra jornada negra, ACS perdió un 2,02%, FCC retrocedió un 3,19%, Ferrovial recortó un 5,63% y Sacyr Vallehermoso cedió un 8,95%. OHL por su parte estuvo entre las más castigadas al dejarse un 11,27%. Por cierto que en el ámbito inmobiliario hoy conocimos que las Cajas de Ahorro a través de su grupo de servicios financieros Ahorro Corporación, crean una sociedad conjunta para aportar activos inmobiliarios con el fin último de reducir. Cuenta ya con activos procedentes de 23 cajas por un valor global de unos 3.000 millones de euros y podría poner a la venta inmuebles con hasta un 25% de descuento. Todos los esfuerzos parecen pocos para el sector de la vivienda y es que hoy se conoció que la compra venta de viviendas cayó en 2008 más de un 32%. 


Gráfico Ibex 35

Entre las peores del día se situó finalmente también Inditex que recortó un 1’,32% después de que Société Générale hiciera públicas sus previsiones sobre la gallega. Mantiene que sus ventas comparables crecerán un 1% en su cuarto trimestre fiscal y que caerán un 2% en términos interanuales en el ejercicio 2009. Aún así, recomienda comprar con precio objetivo de 42 euros.

En el mercado continuo hoy hubo especial atención para el sector hotelero, Deutsche Bank eleva la recomendación de Sol Meliá hasta comprar aunque reduce su precio objetivo a 5,20 euros, desde los 8,40 euros estimados anteriormente. Los títulos de la hotelera terminaron con una caída del 16,96% y se colgó así el farolillo rojo del continuo. Atención también a NH Hoteles porque la entidad alemana rebaja el precio objetivo de la compañía desde los 4,5 hasta los 2,1 euros con consejo de vender. Por cierto que el grupo Hesperia confirmó hoy que está renegociando su deuda con sus principales bancos acreedores pero precisó que esta negociación no afectará a su participación en NH Hoteles. Sus títulos terminaron con una caída del 8,49%. Así las cosas quien mejor lo hizo fue Nicolás Correa que avanzó un 6,32%.