Parece que el Euro no quiere confirmar esa figura bajista de h-c-h que asomaba tras la caída desde los máximos de hace un par de semanas, y muy a pesar de los comentarios negativos que de nuevo aparecen sobre la fiabilidad de la deuda periférica (vamos, que algunos ya comentan que Grecia es probable que se declare en quiebra en Junio), el cambio EUR/USD ha vuelto a ponerse, con un movimiento bastante violento, por encima de la línea de soporte que tan sólo hace un par de días rompió a la baja (dando así alas a los técnicos que lo veían como una señal de futura debilidad y mayores caídas).

Si el cambio consigue pasar el 38.2% de retroceso de la caída anterior, más o menos allá por el 1.4350 (zona por otra parte de resistencia estática), las ventas lo tendrán muy complicado. Esta ruptura en falso es una más de las muchas señales falsas que a nivel técnico este cambio está dando durante este año, y que entendemos tiene por objetivo pillar a los que usan el análisis técnico con el pie cambiado una y otra vez y quedarse con su dinero cuando les salte el “stop-loss”.

Pero y aunque haya empezado hablando del cambio de referencia, debemos estos días venideros estar muy atentos a la evolución del CHF (Franco Suizo). Será porque a sus dirigentes ya les da igual lo que pase con la moneda (dejaron de intervenir en el mercado para frenar su avance tras contabilizar unas pérdidas de unos 15 mil millones de Euros), o por –como dicen los buenos analistas, esos que hablan a toro pasado y una vez uq ela tendencia ya está bien definida, que a un país netamente importador como Suiza le viene bien tener su moneda tan fuerte, pero el hecho es que el CHF está imparable, acabando de marcar nuevos máximos históricos frente a una gran cantidad de monedas, entre las que incluimos el Euro (el cambio EUR/CHF ha marcado un nuevo mínimo histórico en 1.2170) y el USD (nuevo mínimo histórico situado en los 0.8540).

No voy a cansarme de repetir de lo aberrante de esta situación y el hecho que tal subida no se corresponde (por mucho que los vendedores de crecepelo digan) con la realidad, pero realmente es lo que hay y no se puede hacer mucho más. Hace poco leí el posicionamiento “retail” (pequeños inversores) en los cruces con el CHF, y la mayoría están comprando (y cuando digo mayoría hablo de 85-90%), y simplemente por teoría del sentimiento contrario, y por el uso de esa teoría que hacen las maquinitas chungas que funcionan con algoritmos estos días, los pares que tienen CHF en su fórmula no paran de caer. Se necesitará un cambio fuerte (mínimo 300 pips), para que las maquinitas chungas empiecen a recoger beneficios y pueda atisbarse un posible cambio de tendencia; mientras, a intentar buscar como valientes héroes el suelo del movimiento actual.

Del Yen (JPY) hay poco que decir pues está en plan lateral y no ofrece a nivel de análisis nada destacable por el momento, pero otro cambio que se tiene que vigilar es el GBP/USD. El cambio está cerca de un nivel clave como es el de 1.65 tras haber ignorado multitud de señales bajistas que se formaron en los niveles de 1.6250-1.6350, lo cual nos indica que lo tenemos en “modo aberración”, y sumamos otro más al grupo. En cualquier caso, creo que si se tocara ese nivel de 1.65, no creo que lo sobrepasara en un primer intento, por lo que vender en su entorno con un objetivo de 40-50 pips me parece más que razonable y quizás una de las mejores opciones técnicas por el momento.