Los abogados del fabricante estadounidense de componentes para automóviles Delphi y los de sus inversores están próximos a interponer una demanda contra algunos ex directivos de la empresa, a los que acusan de cometer fraude al inflar los resultados financieros de la multinacional para atraer la inversión. Las dos partes demandantes, entre las que se incluyen diferentes fondos de pensiones, defienden que algunos ex directivos modificaron de forma fraudulenta los resultados económicos de Delphi con el fin de hacerla más atractiva ante una posible inversión externa. De esta forma, los abogados de ambas partes informaron de que en el caso de que finalmente se ponga en marcha esta demanda, tendrá que ser aprobada por el juez Gerald Rosen, así como por el Tribunal de Bancarrota de Nueva York.