El fabricante estadounidense de componentes de automóviles Delphi saldrá más tarde de lo previsto de la situación de suspensión de pagos en que se encuentra desde octubre de 2005, después de que un consorcio inversor liderado por Appaloosa Management retirara su apoyo financiero al plan de reestructuración de la compañía. Así lo ha asegurado el presidente de la multinacional norteamericana, Steve Miller, quien ha expresado su confianza en que la empresa saldrá de la suspensión de pagos, pero precisó que el proceso requerirá previsiblemente "meses, y no semanas".