El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha declarado en concurso voluntario a la sociedad Alvan, controlada por Jaime Salazar, quien fue destituido el pasado 30 de abril como vicepresidente y consejero delegado de Grupo SOS junto con su hermano Jesús, ex presidente de la compañía. Con la apertura de este procedimiento, equivalente a la antigua suspensión de pagos, Alvan mantendrá las facultades de administración y disposición de su patrimonio, pero sometida a la intervención de la administración concursal.