El Tesoro Público español prevé colocar hoy entre 1.500 y 2.500 millones de euros en letras a 3 y 6 meses, una operación que se llevará a cabo tras dos subastas consecutivas en las que el Estado ha tenido que elevar el interés que se paga por la deuda.
El Tesoro español celebró sus dos últimas subastas en un momento en el que la presión sobre países periféricos de la Unión Europea -Portugal, Irlanda y Grecia- se acentuó. En concreto, el pasado día 20 de abril, el Tesoro logró colocar 3.537,68 millones de euros en obligaciones a diez y trece años y subió el interés marginal de las primeras hasta el 5,483%, el más elevado desde enero.

Dos días antes, el 18 de abril, el Tesoro adjudicaba 4.658 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, aunque también tuvo que subir los intereses marginales de ambas denominaciones.

De este modo, España puso fin a una racha de cinco subastas consecutivas en las que había logrado reducir el interés que paga por su deuda.