El presidente del constructor aeronáutico francés Dassault Aviation, Charles Edelstenne, anunció el lunes un plan de despidos en Estados Unidos y de paro forzoso en sus plantas en Francia, a causa de la crisis económica mundial. El plan de paro forzoso en Francia, todavía en proceso de negociación, debería representar un total de tres días y medio al mes y afectar a unos 2.000 empleados de producción, precisó Edelstenne al margen del Salón Europeo de la Aviación de Negocios, en Ginebra. En Estados Unidos, de las 2.500 a 3.000 personas que emplea, la empresa despedirá varios centenares de trabajadores. Los recortes de plantilla se harán progresivamente, explicó Edelstenne, sin más precisiones en cuanto al calendario.