El día de hoy nos trae nuevos "parches" diseñados por el Banco de España para tratar de seguir ocultando la situación real de nuestras Cajas y Bancos. La crisis de liquidez sigue muy presente en los mercados financieros globales, y nuestro gobierno lo sabe muy bien.

En la primera colocación de deuda de nuestro Tesoro en este 2011, en concreto 3,000 millones de euros en bonos a cinco años, se tuvo que ofrecer una rentabilidad del 4.59%, lo que supone un 1% más que la colocación similar del pasado noviembre y la más alta desde julio de 2008. Es decir, que el riesgo país lejos de relajarse va en aumento.

Desde la Ceca son muy conscientes de que uno de los principales problemas de nuestro país y quizá lo que más miedo produce en todos los inversores internacionales a la hora de comprar deuda emitida por nuestro Tesoro es nuestro sector inmobiliario. Y es precisamente la gran exposición a ese ladrillo que actualmente mantienen nuestras Cajas, el principal motivo para la creación del Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bacaria) allá por junio de 2009. De lo que se trata es de salvar la situación sea como sea. Si, tal y como se propone desde el Frob, hay que cambiar el marco normativo de las Cajas para "eliminar obstáculos que puedan dificultar su acceso a los mercados de capitales" pues se cambian. ¿Que hay que "crear" una nueva forma jurídica llamada SIP?, pues se crea. Aquí todo vale, se trata de ir sobreviviendo día a día. Muchos ciudadanos a estas alturas ya somos conscientes de que el único mercado de capitales al que la Ceca tiene acceso en estos momentos somos nosotros mismos a través de nuestros impuestos.

El propio Frob explica en un documento que acaba de presentar que "la reestructuración de las Cajas ha generado resultados positivos". Esto debería de ser una gran noticia, si no fuera porque nos ha costado al menos 9,000 millones de euros a todos los contribuyentes españoles (dotación inicial del Frob 75% con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y 25% Fondo Garantía de Depósitos). El Banco de España ha planteado estos últimos días el "parche 1/2011 (a saber, primer parche del 2011)", que es, la posibilidad "sólo si es necesario" de una aportación adicional en las Cajas por parte del Frob (nueva inyección de dinero público en las Cajas). Y en última instancia (parche 2/2011) "considerar la entrada directa del Estado en el capital de las entidades = nacionalización". Pero aún hay más. El documento presentado por el Frob plantea la división del negocio financiero de las Cajas (que pasaría a los Bancos) de su obra social (que quedaría en las cajas originales, convertidas ya en Fundaciones), aquí por lo menos ya empezamos a llamar a las cosas por su nombre. ¿Por qué llamarlo Caja cuando queremos decir Banco?

Surgen varias dudas acerca de cómo poner todo esto en marcha, incluso se ha llegado a plantear una modificación de la Ley de Cajas pactada en julio entre el Gobierno y la Ceca para forzar la conversión de las cajas en bancos. Pero, claro, esto no convence al presidente de la Ceca, Don Isidro Fainé. La propuesta de las Cajas es bien sencilla: "a nosotros dadnos el dinero, que ya veremos nosotros mismos cómo salimos de esta" y así estamos. Hace unos años se daban préstamos con alegría porque "los pisos siempre suben" y ahora resulta que han dejado de subir... Seguro que iremos teniendo nuevas noticias a lo largo de los próximos días, pero mucho me temo que todas irán en la misma línea: ocultar a la ciudadanía el estado real de nuestras Cajas y Bancos, y seguir inyectando dinero público en las mismas (poco a poco) para ir sobreviviendo día a día.

Finalmente les dejo con un resumen del informe presentado ayer por la agencia Fitch. En dicho informe "se duda de que el dinero público que han recibido hasta ahora las Cajas a través del Frob sea suficiente". Pronostica que "la mayoría de los bancos medianos y cajas son incapaces de emitir deuda en los mercados, y a largo plazo les será muy difícil y costoso lograr esta financiación". Por todo ello otorgó una perspectiva negativa a todas las Cajas, que en la actualidad cuentan con un rating BBB. Según Fitch "una de las principales preocupaciones en el mercado es la elevada exposición de la banca al sector de la construcción y a la promoción inmobiliaria".

twitter: @migfreijo