El grupo automovilístico alemán ha anunciado un beneficio trimestral de 470 millones de euros, lo que supone un descenso del 27% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Los ingresos cayeron un 21%, hasta los 19.300 millones de euros.