Los valores de automoción que cotizan en la bolsa de Frankfurt siguen muy débiles.

BMW perdió el soporte de los 80 con un hueco a la baja, mientras que Daimler perdió el soporte de los 60 y se queda sin referencias hasta el nivel de los 55.

En ambos casos hay, aparentemente, margen de caída.

El caso de Daimler es, posiblemente, el que más debilidad muestra.

La pérdida de referencias tras un largo periodo de tendencia lateral obliga a tener un sesgo negativo a corto y medio plazo.