El grupo automovilístico alemán Daimler, propietario de marcas como Mercedes-Benz o Smart, ahorrará este año más de los 4.000 millones de euros previstos inicialmente, según indicó el presidente de la compañía, Dieter Zetsche.