El movimiento actual en el S&P500 es muy parecido al que se dio en el año 1998.


En éste el S&P500 corregía un 22% desde los máximos anuales para acabar efectuando un suelo en un rango lateral de un 15% antes de romperlo al alza semanas después.




Tras la ruptura, el movimiento al alza fue violento con una recta final de año excelente.

¿Estamos queriendo decir que en base al parecido de movimientos entre 1998 y 2011 esperamos el mismo desenlace este año? Ojalá, pero sólo sacamos esta comparación a modo de curiosidad.

Aunque en base a los datos actuales y previsiones macroeconómicas parece actualmente inverosímil un escenario como el de 1998, sí pensamos que el rebote iniciado esta semana por el S&P500 en 1075 puntos puede tener mayor recorrido al alza. Recordamos el estudio que publicábamos este miércoles:




arriba se aprecia cómo en sesenta años de muestra, todas las veces que el indicador semanal (en color verde claro) del S&P500 generaba una reversión al alza desde parámetros extremos (línea negra), los rebotes desde mínimos han sido poderosos. De este modo, los mínimos rebotes experimentados desde cada señal de compra han estado entre el 15% y el 25%. Si esto se cumple, estamos hablando de un impulso en el S&P500 para las próximas semanas o meses hacia un rango comprendido entre 1250 puntos y 1360 puntos (máximos anuales).