El escenario en el que viene moviéndose BBVA continúa siendo bajista, al igual que su compañera.

En las últimas sesiones vemos como el grafico ha dejado mínimos crecientes, pero mientras no rompa niveles de resistencia importantes como el que vemos en los 6.585, no podemos afirmar que exista continuidad en el desarrollo alcista.

Por el momento, nada de abrir largos. Los mantendremos si supera el nivel de resistencia indicado (6,585 euros). En caso contrario, cuidado con las posiciones compradoras si viola la directriz alcista y el nivel de soporte de los 5.764.

Estrategia: Nada de abrir largos por el momento. Por la parte baja, tenemos las manos atadas debido a la normativa. Por lo tanto, habrá que tener paciencia.