El segundo banco de Suiza, el Credit Suisse, ha anunciado una pérdida de 2.148 millones de francos suizos (1.330 millones de euros) en el primer trimestre del año, debido a una depreciación de activos de 5.300 millones de francos suizos. Los analistas esperaban pérdidas pero no tan abultadas con la horquilla de previsiones en 181-1.193 millones de francos suizos y el consenso en 687 millones. El banco -que en el mismo período de 2007 logró, por el contrario, beneficios netos de 2.700 millones de francos suizos- señala que pese a la depreciación, ha habido 'una continuada y significativa reducción' de sus riesgos de exposición.