El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha considerado hoy que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) debería discutir la necesidad de aumentar la producción de crudo para hacer frente a la "inflación planetaria" que golpea a los países más pobres. Los precios del petróleo, que esta semana alcanzaron de nuevo un récord cercano a los 127 dólares por barril, se han sextuplicado desde el año 2002, apuntalados por la creciente demanda de China y de otras naciones en desarrollo.