El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, prevé que el paro aumente en agosto, septiembre y octubre porque son meses en los que tradicionalmente sube, si bien asegura que no crecerá con la misma dureza con la que lo hizo en el primer trimestre del año pasado. Además, advirtió que las comunidades autónomas deberán pagar el subsidio de 420 euros a los parados que se han quedado sin cobertura cuando pasen los seis primeros meses de los que el Estado se hace cargo.