El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, aseguró hoy que la propuesta del documento presentado esta semana para la negociación de la reforma laboral no es abaratar el despido, sino "explorar vías para aligerar el coste de empresas sin reducir los derechos de los trabajadores", y aseguró que la decisión que finalmente se tome será la que se acuerde "entre todos". Asimismo, preguntado en los pasillo del Congreso por las valoraciones de patronal y sindicatos sobre las propuestas, Corbacho señaló que habrá que esperar a la Mesa del Diálogo Social y se mostró convencido de que cada una de las partes "pondrá de su parte" para aportar las "mejores propuestas posibles".