El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que la protección de los autónomos que sufren el azote del paro no puede abordarse desde una "respuesta de inmediatez", sino como una medida "de recorrido", a medio y largo plazo. Durante su comparecencia en la Comisión de Trabajo del Congreso de los Diputados, en la antesala a la constitución de la mesa de diálogo entre Gobierno y las principales organizaciones de autónomos, mañana a las 18.00 de la tarde, Corbacho reconoció también que este colectivo atraviesa por "graves problemas". Dicho esto, y tras concretar que la peor parte se la están llevando los 80.000 autónomos parados de la construcción y los 22.000 del sector minorista, el ministro de Trabajo afirmó que la protección de estos trabajadores por cese de actividad tendrá que ser "universal, obligatoria y contributiva".