El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha dicho hoy que España ha de ganar competitividad pero que esto no necesariamente pasa sólo porque bajen los salarios, sino que hay que invertir en formación, en tecnología e innovación.