El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, anunció hoy que en el mes de julio se hará una nueva aportación al Fondo de Reserva de la Seguridad Social por valor de 4.700 millones de euros, de forma que la cantidad total superará los 56.000 millones de euros al cierre de 2008. Corbacho hizo este anuncio durante su primera intervención ante la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso, donde explicó que a la cantidad final habrá que sumarle las reservas de las mutuas y el Fondo de Prevención por un total de 6.000 millones de euros. Asimismo, reveló que la Seguridad Social ha amortizado todos los préstamos existentes con entidades financieras, "hasta reducirlos a cero". El ministro avanzó que la Seguridad Social alcanzará los 19,4 millones de afiliados en mayo, lo que significa una "tasa de dependencia" o relación entre afiliados y pensionistas de 2,71, mientras que en 2003 esta relación era de 2,44. Corbacho aseguró que su intención es proceder al incremento de las pensiones mínimas y una "mejora general" de los sistemas de protección social, a través de una renovación del Pacto de Toledo que abordará profundizando en el acuerdo con los grupos parlamentarios y con los interlocutores sociales.