El fabricante alemán de componentes y de neumáticos para automóviles Continental registró unas pérdidas netas de 1.649 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que supone un incremento de sus 'números rojos' del 46,8%, informó hoy la corporación en un comunicado.