El fabricante de neumáticos Continental ha anunciado un plan de reestructuración de la compañía en Europa que afectará a cerca de dos mil trabajadores y supondrá el cierre de dos fábricas para hacer frente a la crisis. La crisis ha llevado a la compañía a una sobrecapacidad de fabricación, sólo en Europa, de 15 millones de neumáticos de turismos y 1,7 de neumáticos para vehículos comerciales. Continental explica en un comunicado que la situación se debe a la persistente debilidad de los mercados de neumáticos, en concreto los de Canadá, Argentina, Estados Unidos, Brasil, México, China, Australia, Alemania, Francia, Italia, España y el Reino Unido.