El presidente de Iberia, Fernando Conte, ha dicho hoy que la compra de Spanair está ahora en un momento "muy preliminar del proceso" y que, en caso de adquirir la aerolínea, la sanearían y tendría una base de operaciones "muy fuerte" en Barcelona con presencia "masiva" de vuelos de conexión. Conte espera que las negociaciones en curso para comprar Spanair acaben con un resultado "positivo" y ha señalado que la operación supondría una mejora sustancial del producto existente "en el mercado doméstico". El presidente de Iberia ha destacado que la situación de las empresas presentes en el mercado doméstico "se está volviendo dramática" y todavía empeorará porque se espera un aumento del precio del combustible de entre el 20 y el 30% y que, pese a ello, decidieron presentar una oferta por Spanair. Según Conte, si finalmente, Iberia adquiriese Spanair, lo primero que haría es sanear la empresa porque lleva una serie de años con pérdidas consecutivas y necesita reestructurarse para ser una empresa que dé beneficios.