Se da por hecho que la fase de suscripción de esta operación de un monto que ronda el 15% de su capitalización y que pretende recuperar la confianza de los inversores, no podrá abrirse antes de la presentación de los resultados anuales certificados de la entidad el próximo día 21.La entidad financiera
ha quedado debilitada por el desfalco del que acusa al operador Jérome Kerviel, pero también por el impacto de la crisis de los créditos hipotecarios de alto riesgo, que en el cuarto trimestre de 2007 le costó más de 2.000 millones de euros.Ese debilitamiento ha disparado las quinielas sobre posibles compradores de Société Générale, y mensajes de los más altos responsables políticos franceses, en el sentido de que harán lo posible para que el banco siga siendo francés.Dentro de Francia, se ha confirmado que
Crédit Agricole -que tiene la mayor red bancaria del país- ha mantenido contactos con las más altas instancias del Estado para manifestar su interés por Société Générale, en particular por sus actividades de banca de inversión.La otra gran entidad financiera del país, BNP Paribas, también analizan la posibilidad de una fusión con Société Générale
, aunque sus dirigentes han hecho saber que para se diera la oportunidad, la operación tendría que ser amistosa.Por otra parte, la ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, indicó hoy que ha pedido a la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF) y a la Comisión Bancaria un mecanismo para que las autoridades sean informadas en casos de crisis como la sufrida por el banco Société Générale."Deben aclararnos sobre la forma en que las autoridades pueden ser informadas" mediante "un corsé" que evite filtraciones, indicó Lagarde en la sesión de control al Gobierno ante la Asamblea Nacional (cámara baja).Aludía así a las críticas lanzadas desde el Gobierno por haber sido advertido de la crisis en Société Générale cinco días después de que el banco descubriera los primeros indicios de que había sido objeto de un presunto fraude gigante que le ha costado 4.900 millones de euros.La titular de Economía reiteró las conclusiones del informe que el pasado lunes entregó al primer ministro, Francois Fillon, en el sentido de que "Algunos mecanismos de control no funcionaron".