Vamos a realizar en este artículo una serie de reflexiones técnicas sobre por qué no debemos estar invertidos en nuestro índice de renta variable IBEX35.

Para aquellos que no crean en el análisis técnico o no crean en el uso de indicadores y osciladores aplicados a las curvas de precios, este artículo tiene poco que aportarles.

Como ya saben uno de los pilares básicos del análisis técnico es que los precios lo descuentan todo, pues veamos que dicen la curva de precios del IBEX 35 y observemos que están descontando.

El primer gráfico que les muestro es un chart diario, en el podemos ver como hemos incluido solamente 2 indicadores, uno sobre la curva de precios que es la media 150 ponderada y otro indicador de tendencia como es el MACD.



Nosotros solemos mostrar en nuestros cursos presenciales cómo diferenciar un proceso correctivo de un cambio de tendencia. Es muy importante conocer la diferencia entre un movimiento de precios y otro, ya que en los procesos correctivos buscamos los momentos óptimos de entrada en el mercado en la dirección correcta del movimiento global, y en los cambios de tendencias tendremos que preparar una nueva estrategia que normalmente suele iniciarse con un módulo de arranque.

Para que se produzca un cambio de tendencia es necesario que se den 4 hechos o condicionantes que son necesarios en todos y cada uno de ellos.

1. Una serie de máximos decrecientes
2. Una serie de mínimos decrecientes
3. Ruptura de la directriz principal
4. Giro de la media móvil ponderada de 150 sesiones.

Pues si miran detenidamente el gráfico arriba adjunto, podrán ver cómo se cumplen todas y cada una de las características necesarias para que ese cambio de tendencia se produzca. Por lo tanto podemos decir que en la actualidad el IBEX 35 está en tendencia lateral bajista. Además hemos incorporado el canal bajista (en color rojo líneas continuas) que marca los posibles movimientos laterales que podríamos visualizar en las próximas semanas.

Lo importante no es que actualmente estemos en tendencia bajista sino que para que esta tendencia lateral bajista cambie o se modifique, es necesario que se cumplan todos los requisitos al alza y para ello es necesario que veamos un IBEX superando los últimos máximos en niveles de 8600 y creando así una serie de máximos y mínimos crecientes que es lo que caracteriza a las tendencias alcista.

Mientras que el precio se mantenga dentro de este canal no podremos operar tendencialmente por lo tanto tendremos problemas operativos serios si buscamos rentabilidades aceptables.

Además en este gráfico podemos observar como el indicador MACD se encuentra por debajo de 0 y mostrando tendencia bajista en gráfico diario, nosotros desde enbolsa.net tenemos la costumbre de no operar en contratendencia y el MACD dice de momento que la operativa para gráfico diario debería ser a la baja.

Por ultimo vamos a mostraros el gráfico semanal del IBEX en el podemos ver el indicador de fortaleza que nos va a ayudar a ver medir la potencia alcista de nuestro selectivo con respecto a la tendencia alcista del SP500. Cuando este indicador está por debajo de 0, nos muestra debilidad del índice español respecto del índice americano además observamos cómo el invertir en zonas débiles disminuyen nuestra probabilidad de éxito de manera notable.



Como veis en el gráfico de arriba, el indicador RSC MANSFIELD ha entrado en negativo hace tres semanas y desde hace más de 10 semanas en indicador tendencial MACD semanal está cortado a la baja, dando señal de cortos.

Por lo tanto y para ir resumiendo podemos decir que nuestro índice está en tendencia bajista y en proceso de canalización a la baja en gráfico diario y además mostrando síntomas claros de debilidad tendencial y mostrando falta de fuerza relativa en gráfico semanal.

En esta tesitura no es conveniente la operativa de largos en el IBEX. Por esa misma razón trataremos de alejarnos en los valores nacionales mientras no supere el nivel de los 8500 y su fuerza relativa no pase a nivel positivo. Por debajo de los 7500 se activarán todas las señales bajistas de forma rápida y veremos movimientos a la baja mucho más bruscos.