La Comisión Nacional de la Competencia (CNC), nuevo organismo que aúna Servicio de Defensa de la Competencia (SDC) y Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC), ha aprobado la compra de Continental Auto por parte National Express, según datos de ese departamento conocidos hoy. El grupo británico de transporte por carretera National Express se hace por una cuantía de 660 millones de euros con el control de Continental Auto y de sus filiales, hasta ahora propiedad de la constructora española ACS. En la resolución, la CNC considera que la operación no comporta ningún cambio significativo en la estructura del mercado, y que la ventaja competitiva que pueda obtener National Express de la operación "no es absoluta".