La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha autorizado en primera fase la operación de compra de dos establecimientos de la cadena de distribución Caprabo por parte de la multinacional francesa Carrefour, según consta en los registros del organismo que preside Luis Berenguer. Caprabo, participada en un 75% por el grupo Eroski, se desprende en esta operación de dos supermercados ubicados en Parla (Madrid), con unos 2.500 metros cuadrados de superficie comercial, y Villarrobledo (Albacete), con alrededor de 2.000 metros cuadros. Se trata de tiendas que estaban "desubicadas", según indicaron a Europa Press en fuentes de Caprabo, que recordaron que, tras su integración en Eroski, la estrategia de la cadena catalana es concentrar su negocio en Cataluña, donde se considera líder con unos 270 establecimientos, y en Madrid capital, con 60 supermercados.