El banco alemán Commerzbank obtuvo en 2008 un beneficio neto de tres millones de euros frente a los 1.917 millones logrados en 2007, "un año excepcionalmente bueno", informó hoy la entidad. Ese resultado supone una caída del beneficio consolidado del 99,8 por ciento, explicó hoy su presidente, Martin Blessing, quien informó de que la dirección del banco proyecta una ampliación de capital en 2009 de 20.000 millones de euros.

Al cierre del tercer trimestre del ejercicio fiscal 2008, el beneficio neto de Commerzbank era de 800 millones de euros, cifra que quedó menguada en el cuarto trimestre, en el que se anotaron pérdidas por un volumen de 809 millones de euros.

"El cuarto trimestre ha sido uno de los peores de la historia de Commerzbank", declaró Blessing al presentar el balance de 2008.

El resultado operativo de Commerzbank fue de menos 378 millones de euros, frente a un beneficio operativo de 2.500 millones de euros a fecha de 31 de diciembre.

En el cuarto trimestre, el beneficio operativo del banco era de menos 822 millones de euros.

Blessing recordó que "2008 estuvo dominado por los efectos de la crisis financiera", si bien el banco, precisó, "ha tomado las medidas necesarias para reforzar sus posiciones en el mercado".

El pasado enero, Commerzbank emitió bonos a tres años por valor de 5.000 millones de euros, con garantías del fondo de estabilización de los mercados financieros (SoFFin).

A esa cantidad se sumaron otros bonos, emisiones y depósitos privados, por lo que, según Blessing, el Commerzbank logró cubrir el 50 por ciento de sus necesidades de refinanciación para 2009.

El directivo agregó que como consecuencia de las ayudas solicitadas a SoFFin, Commerzbank no pagará dividendos a los accionistas en 2009 y 2010.

En contrapartida a las ayudas estatales recibidas, Commerzbank revisó a la baja el salario de sus ejecutivos.

Los sueldos del consejo de directivos en 2008 sumaron 4.300 millones de euros, un 65 por ciento menos que el año precedente.

Esa cantidad incluye los 500.000 euros para el presidente del consejo directivo y 480.000 para los siete ejecutivos que los integran.

Blessing afirmó que 2009 será igualmente difícil y destacó que la prioridad del banco será la integración del Dresdner Bank.

Commerzbank adquirió el año pasado el Dresdner Bank, filial de la aseguradora Allianz, por 9.800 millones de euros (14.406 millones de dólares) en dos etapas. La transacción se cerrará en la segunda mitad de este año.

Blessing advirtió en ese sentido que los intereses netos siguen subiendo y que el gasto operativo será más alto debido precisamente a la primera fase de consolidación del Dresdner Bank, en la que Commerzbank se hará con el 62 por ciento del Dresdner.

El presidente del banco adelantó que el gasto de reestructuración en 2009 rondará los 2.000 millones de euros.