En un principio, la inmobiliaria que preside Mariano Miguel contemplaba la venta de hasta un 33% de esta patrimonialista gala y quedarse con el 51% de su capital, en caso de que fuera necesario. Colonial tenía que vender este año al menos un 24% de la empresa para rebajar su participación por debajo del 60% por razones de normativa francesa para las patrimonialistas cotizadas."El mejor precio posible"
No obstante, tras fracasar las ofertas de Dubai, la inmobiliaria resolvió deshacerse de toda la participación en SFL a través de un "proceso competitivo que garantice la obtención del mejor precio posible en defensa del interés social y de los accionistas de la compañía".La desinversión forma parte del plan de negocio de la compañía, que esta sociedad tiene comprometido con los bancos que le financian, principalmente con Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon, con quien tiene suscrito un préstamo sindicado de 6.409 millones de euros.De hecho, Colonial ha alegado la necesidad de desarrollar el plan estratégico para lograr una demora del importe de deuda de 1.550 millones de euros, la asociada a su participación del 15% de FCC, que los bancos le han solicitado abonar de forma anticipada.