Inmobiliaria Colonial se anotó hoy la segunda mayor caída del mercado español al ceder un 12,08%, y encadenó su octava sesión en rojo, racha que le ha llevado a dejarse en el parqué el 56,6% de su valor. Los títulos de la compañía, sobre la que continúan emitiéndose informes negativos, finalizaron la sesión a 1,31 euros, frente a los 1,49 a los que cerraron ayer y los 3,02 a los que cotizaba antes de comenzar su vertiginoso descenso. Durante la jornada, los inversores intercambiaron 17,5 millones de títulos de Colonial, que en 2007 perdió el 62%, por importe de 24,47 millones de euros.