Colonial afirmó hoy que el proceso de reestructuración y refinanciación de su deuda financiera, que a cierre del primer trimestre del año sumaba 8.973 millones de euros, "continúa abierto", sin conocer aún los activos que se verán afectados por el proceso. En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la inmobiliaria indicó que "no puede detallar en la actualidad qué activos de la compañía y en qué porcentaje se verán afectados hasta que no concluya la mencionada negociación". La compañía que preside Juan José Bruguera inició la pasada semana el proceso de renegociación de su deuda, que forma parte de la nueva estrategia impulsada en la compañía tras la entrada en su capital de los bancos y cajas que se quedaron con las accionistas del ex presidente y primer socio del grupo Luis Portillo.