Colgate-Palmolive obtuvo en el primer trimestre de 2011 576 millones de dólares, lo que representa un avance del 61,34 % respecto al mismo periodo de 2010.

La mejora de las cuentas de Colgate-Palmolive se debe principalmente a que entre enero y marzo el año pasado las cuentas de la compañía se vieron afectadas por unos costes extraordinarios de 271 millones de dólares como consecuencia de la inflación en Venezuela por la devaluación de su moneda. De hecho, si se excluye esa cifra, el beneficio de Colgate-Palmolive de este primer trimestre de 2011 es sólo un 8 % menor que el del año precedente, ya que se ha visto afectada por el encarecimiento de las materias primas que utiliza para la fabricación de sus productos, así como el del petróleo.