El beneficio neto de Codere cayó un 94% en el primer semestre, al verse reducido a 0,7 millones, frente a los 11,9 millones del mismo periodo del año pasado, según ha comunicado a la CNMV. La compañía justifica este descenso por las actividades interrumpidas en Italia, las pérdidas por el lanzamiento del negocio de apuestas deportivas en España y por la apreciación del euro. Las ventas, por su parte, aumentaron un 20,7%, hasta 503,9 millones de euros, mientras que el EBITDA creció un 15,9%, hasta 120 millones.