El grupo de casinos y juegos recreativos Codere ha señalado que estudia una posible salida a bolsa en los próximos meses para fortalecer su balance e impulsar su crecimiento. La junta de accionistas de Codere se reunirá este viernes para deliberar sobre el tema. La intención sería salir a bolsa antes del verano, para lo que cuenta con el asesoramiento de Credit Suisse. De no ser así, también se plantea dar entrada en su accionariado a firmas de capital riesgo que ya han expresado su interés.
Codere, una empresa familiar, es el segundo grupo de juegos de ocio en España, con una facturación de 761 millones de euros en 2006 y un EBITDA de 176 millones de euros. El grupo, inmerso en un fuerte proceso de expansión, opera casinos y salas de bingo en España, Argentina, Uruguay, México, Panamá, Colombia e Italia. Un portavoz de la compañía ha asegurado que, además de la eventual salida a bolsa, el grupo contempla también otros escenarios para financiar su crecimiento y hacer frente a obligaciones existentes. En este sentido destaca que "en este momento hay un gran interés por parte de empresas de capital privado. Hay ofertas muy importantes para tomar una participación". Otra posibilidad sería la financiación del crecimiento del negocio via bonos. No es la primera vez que Codera estudia salir a bolsa. La empresa abortó tal operación en 1999 en el último momento debido a "las malas condiciones de mercado" y en 2005 la volvió a retrasar para cerrar primero la compra de una empresa de salas de bingo en Italia. Según informaciones de prensa, Codere usaría ahora parte de los fondos que obtenga con la salida a bolsa para satisfacer deudas existentes con antiguos accionistas, los hermanos Joaquín y Jesús Franco, que vendieron el año pasado su 41,5 por ciento en Codere. El portavoz de la compañía ha señalado que tras comprar a principios de junio una participación en la casa mexicana de apuestas y salas de bingo CIE Las Américas, el próximo objetivo del grupo es la entrada en el negocio de las apuestas deportivas en España. En este sentido, asegura que "tenemos una joint venture con William Hill y queremos abrir conjuntamente locales y esquinas en los bares para ofrecer apuestas deportivas". William Hill, una de las principales casas de apuestas en Reino Unido, ha señalado recientemente que el mercado español de juegos y apuestas podría llegar a una facturación de 39.000 millones de euros en 2009.