La multinacional española del sector del juego Codere mantiene su intención de sacar a bolsa parte de su capital, pero lo hará después del verano. Y es que el consejo de administración de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no ha aprobado esta semana el folleto de la operación, como estaba previsto. La salida a bolsa de la compañía es una de las vías de financiación contempladas por el grupo para hacer frente a oportunidades de expansión y de crecimiento futuras.
En principio, estaba previsto que la CNMV se pronunciara esta semana sobre la salida a bolsa de Codere, aprobada por sus accionistas el pasado 15 de junio, pero finalmente el regulador no ha dado el visto bueno definitivo al folleto. Con ello, resulta imposible cumplir los planes iniciales de la empresa, que tenía previsto debutar en el parqué antes del próximo mes de agosto. En todo caso, Codere mantiene su intención de salir a bolsa y seguirá trabajando en el folleto en función de los requerimientos de la CNMV. La salida a bolsa de la compañía, que contrató a Credit Suisse como coordinador único de la operación, es una de las vías de financiación contempladas por el grupo para hacer frente a oportunidades de expansión y crecimiento futuras. Los hermanos José Antonio, Luis Javier y Encarnación Martínez Sampedro controlan un 84,5 por ciento de Codere, otros miembros de la familia poseen una participación del 7,3 por ciento, en tanto que el 8,2 por ciento restante está en manos de accionistas minoritarios.