El grupo de juego privado Codere registró un beneficio neto de 1,1 millones de euros en el primer trimestre de 2008, lo que supone una caída del 88% respecto a los 9,3 millones de euros que ganó en el mismo periodo del año anterior, como resultado de la venta de su actividad de máquinas en Italia. La compañía notificó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores(CNMV) que la venta de sus actividades directas de máquinas en Italia le supusieron a la empresa cargos por 6 millones de euros y los lanzamientos de los negocios de Brasil y de apuestas deportivas también generaron pérdidas, aunque la empresa aún no las ha cuantificado.
Codere también achaca a la apreciación del euro frente al resto de las divisas en las que opera como origen de la reducción de sus beneficios en este primer trimestre. La facturación, por el contrario, creció el 18,77% con respecto al primer trimestre de 2007, hasta 243,6 millones de euros, y el resultado bruto de explotación, o Ebitda, creció el 21,9% y alcanzó los 61,8 millones de euros. El incremento del 19,9% del parque de máquinas de Codere y la apertura de 12 nuevos bingos, principalmente en México, explicarían este crecimiento de la facturación del grupo.